uñas de porcelana

Hoy vamos a hablar de las uñas de porcelana, uno de los distintos modelos de uñas postizas o artificiales que podemos encontrarnos en el mercado y que seguro que se adapta a las necesidades de muchas de vosotras.

A su vez hablaremos de su historia, que precios son los más habituales y qué ventajas e inconvenientes nos aportan frente a otros estilos como el gel o los acrílicos.

Si quieres profundizar en el tema puedes ver nuestros demás artículos:

Finalmente daremos una serie de trucos y consejos para que tus uñas de porcelana se vean preciosas y puedas personalizarlas a tu gusto con un montón de diseños.

¿Empezamos?

A continuación tenéis un índice que podéis utilizar para acceder rápidamente a cada sección.

Ventajas e Inconvenientes

Ventajas e Inconvenientes

Si salimos a dar un paseo y nos fijamos un poco, nos daremos cuenta de que la inmensa mayoría de las mujeres llevan un peinado increíble, van perfectamente maquilladas y vestidas según la última moda.

Sin embargo, hay un factor que no todas cuidan, las uñas.

Si queremos lucir un look perfecto no podemos descuidar ninguno de los elementos del conjunto, y mucho menos cuando se trata de un elemento tan importante.

Cuando haces gestos al hablar, agarras algo, señalas en alguna dirección o simplemente das la mano, tus manos siempre atraerán las miradas y queremos que lo que la gente se encuentra sea agradable a la vista ¿no?

Las uñas de porcelana nos ofrecen una solución perfecta. A continuación vamos a enumerar los pros y los contras de esta técnica.

Ventajas:

  • Nos ahorran tiempo. No todas tenemos tiempo y ganas para arreglarnos las uñas cada poco.
  • Son resistentes. Una de sus principales puntos fuertes es su resistencia en comparación con la uña natural.
  • Protegen nuestras uñas.
  • Evitan que nos mordamos las uñas.
  • ¡Son preciosas!

Desventajas:

  • Son menos resistentes que el gel o el acrílico.
  • Requieren un mantenimiento cada 3-4 semanas.
  • No dejan respirar bien a la uña natural.

Ahora queda en tus manos elegir si te convienen o no.

Nosotras hemos preparado un extenso artículo en el que te contamos todo lo que sabemos sobre ellas, échale un vistazo y toma tu decisión.

Cómo decorar tus uñas de porcelana

uñas de porcelana decoradas

Si lo que quieres es aprender a decorar te recomendamos echarle un vistazo a un par de vídeos de youtube como este que te dejamos a continuación.

Una vez te hagas una idea de lo que quieres hacer puedes seguir leyendo el artículo para enterarte de todos los detalles del proceso.

En primer lugar debemos asegurarnos de limar perfectamente la superficie de nuestras uñas, retirar cualquier cutícula sobrante y darles un retoque limpiándolas con un cepillo.

A continuación tenemos que seleccionar un molde. Este debe ser del tamaño justo, es importante que se adapte perfectamente.

En tercer lugar debemos colocar con cuidado la porcelana blanca en el molde. Podemos valernos de la ayuda de un pincel para darle forma y extenderla de forma uniforme. Acordaos de cubrir bien los bordes.

A continuación debemos colocar la porcelana rosa. Esta será la base de nuestra uña. Al igual que en el paso anterior debemos cuidar la homogeneidad del conjunto para evitar futuras posibles roturas.

Es recomendable añadir una capa extra para igualar el espesor de las dos capas de porcelana anteriores.

Nos encontramos más o menos a mitad del camino, ¡sigamos con la acción!

A continuación aplicamos un fijador y colocamos el molde. Recordad apretar correctamente el molde para que se ajuste correctamente y la uña coja buena forma.

A continuación toca esperar a que el conjunto se seque. Una vez esté todo listo, simplemente tienes que retirar el molde despegándolo.

Ya tienes tus uñas de porcelana listas para la acción. Puedes darles unos retoques finales utilizando un taco pulidor y limando los bordes.

Una vez tenemos la base de nuestra manicura

Si queremos que nuestras manos se vean increíbles primero debemos tener en cuenta que tenemos que tener una buena base.

Hay que tener en cuenta que siempre podemos decorar nuestra manicura nosotras mismas, sin embargo acudir a un profesional suele dar resultados mucho mejores.

Algunos expertos son auténticos artistas que realizan detalladas obras de arte en miniatura, a un precio acorde obviamente.

Un dato curioso es saber que muchos hombres utilizan las uñas de porcelana como método para superar la horrible manía de mordérselas.Se ha comprobado que es una técnica realmente efectiva.

Decorando nuestras uñas de porcelana

Para decorar nuestras uñas de porcelana existen tres técnicas ampliamente extendidas:

Como primera opción podemos hacerlo nosotras mismas a mano alzada.

Dependiendo de la habilidad de cada una los resultados pueden ser increíbles o desastrosos, pero con un poco de práctica podemos llegar a obtener grandes diseños.

Podemos buscar inspiración en internet, donde seguro que encontramos un estilo que se adapte a nuestra personalidad.

Otra opción es acudir a nuestra manicurista.

Esta al igual que nosotras hará el diseño a mano, sin embargo se trata de una profesional por lo que podemos esperar resultados mucho mejores.

A pesar de hacer decenas de pedidos a la semana, siempre procuran darle un toque único a cada encargo para que cada clienta sea distinta a la anterior.

Como última opción nos encontramos con la posibilidad de utilizar un aerógrafo.

Esta máquina permite cargar cientos de moldes con deseños predefinidos que nos aseguran un resultado perfecto y nos simplifican enormemente el trabajo.

Los dibujos creados por este equipo pueden llegar a ser realmente impresionantes ya que tiene un precisión muy superior a la de cualquier persona.

Fuera de esto existen diferentes estilos de manicura en el mercado. Por ejemplo, existen clientas que únicamente quieren decorar el dedo meñique llevando así un estilo muy particular.

El mundo de la moda es inmenso y seguro que cada día nos sorprendemos con una nueva tendencia.

Según múltiples encuestas realizadas en el sector de la manicura y la pedicura, las clientas acuden a sus establecimientos para conseguir unas uñas bien recortadas y limadas con un esmalte duradero y de calidad con el que puedan realizar tareas manuales con normalidad.

Precios habituales

precios uñas de porcelana

Podemos encontrarnos con un rango de precios muy amplio para nuestras uñas de porcelana.

Dependiendo de la marca podemos encontrarnos diferencias de precio de 20 o 30 euros.

Nuestra recomendación personal es que si aún sois principiantes acudáis a alguna tienda especializada y preguntéis. Con un poco de suerte el/la dependiente será un buen profesional y os podrá dar un montón de consejos.

La segunda opción (y una muy rentable) es que visitéis Amazon o Ebay y compréis un kit de uñas de porcelana. Podéis encontrarlos con precios de entre los 15€ y los 50€.

Con un kit tendréis todo lo necesario para empezar a trabajar :P.

¿Cuánto duran?

Cuanto duran

¿Que cuánto duran? ¡Todo lo que quieras!

Las técnicas modernas de manicura nos permiten alargar la duración de nuestras uñas de porcelana todo lo que queramos.

Dependiendo del ritmo de crecimiento de tu uña natural podrás esperar entre 3 y 4 semanas antes de tener que retocártelas y rellenarlas.

Una vez tu uña natural crezca lo suficiente deberás acudir a un manicurista (normalmente el que te las puso por primera vez) a que te las retoque y listo. A seguir disfrutándolas otro mes más.

Aún así es recomendable dejar respirar a nuestras uñas de vez en cuando.

Nuestra recomendación es que no estéis más de tres meses con ellas puestas aunque esto es muy variable y depende mucho de la persona.

Historia de las uñas de porcelana

historia de las uñas de porcelana

En primer lugar vamos a recordar (o descubrir) cuál fue el origen de esta manicura y por qué es tan popular actualmente.

Para ello nos debemos remontar a los años 60 cuando las diversas técnicas de manicura empezaban a florecer.

Durante esta década se comenzaron a utilizar materiales como la fibra de seda o la porcelana (acrílico).

Lo interesante es que el descubrimiento de los acrílicos, como muchas otras veces a lo largo de la historia, no fue más que una casualidad.

Un dentista estaba trabajando cuando tuvo el infortunio de romperse una uña.

Para poder seguir trabajando, echó mano de un fotopolímero dental y se lo aplicó sobre la superficie resquebrajada haciendo uso de un papel como molde.

Rápidamente se dió cuenta de que la porcelana era una solución perfecta para resolver problemas relacionados con las uñas y no tardó en vender su idea.

Una nueva industria en el mundo de la moda

Es así como nace la industria de las uñas de porcelana.

Rápidamente se extendieron por los Estados Unidos y de ahí fue un simple paso saltar al resto del mundo.

Sin embargo resulta que el material usado (un fotopolímero dental) no era el elemento más efectivo para la fabricacion de uñas esculpidas debido a las diferencias estructurales existentes entre éstas y las prótesis dentales.

La solución a este problema fue retirar de su composición el matacrilato de metilo, el cual es perjudicial para la uña natural. A pesar de esta medida aún existen productos que incluyen este elemento, por lo que debemos de vigilar la composición de todos los productos que compremos.

Tras un par de años de investigación se encontró un sustituto, el etil metacrilato. Este es el componente principal de los acrílicos actuales y no perjudica de ningún modo a nuestra salud.

Como todas sabréis, mantener unas uñas naturales perfectas y saludables es algo realmente difícil, siendo para algunas realmente imposible. Esto se debe principalmente a factores genéticos o a carencias en el cuidado de las mismas.

La decoración de nuestras manos ha pasado a ser un elemento que define nuestra personalidad igual que los zapatos o nuestro peinado.

En los últimos años hemos observado un incremento en establecimientos dedicados tanto a manicuras como a pedicuras.

Las técnicas también evolucionado y nos encontramos con resultados más duraderos y con un mejor aspecto que antes.

La moda ha ido cambiando a lo largo de los años y ahora nos podemos encontrar con atrevidos y extravagantes diseños.

Sal a dar una vuelta y fíjate en las uñas de porcelana de la gente, ¡te sorprenderás!

 

 

Hasta aquí llega nuestro artículo de hoy.

Espero que os hayamos ayudado y que nos veamos otro día por el blog.

¡Besos!